Categories
Artículos Publicaciones Recientes

Juan Manuel Canela: un orgullo de La Romana

Juan Manuel Canela creador de un equipo de ventilación que aporta un alto flujo de presión de oxígeno a los pacientes con COVID-19, es un orgullo para nuestra ciudad.

Con el uso de esta creación, se ha logrado una reducción de hasta un 96% en la intubación de pacientes con COVID-19 en los centros médicos per­tenecientes al Grupo Res­cue, gracias a la creatividad del Doctor Juan Manuel.

El ginecólogo obstetra es director del Centro Médi­co Dr. Canela, ubicado en La Romana, pertenecien­te a la red del Grupo Res­cue.

El doctor Canela, tuvo su inspiración al obser­var la alta mortalidad que se registraba en pacientes con COVID-19 que eran in­tubados por necesitar ven­tilación asistida y ante la carencia de ventiladores en el país.

La herramienta médica consiste en tomar el dispo­sitivo de CPAP utilizado en pacientes que padecen de Apnea del sueño, el cual conecta a una recama­ra para crear un ambien­te de alto flujo de presión de oxígeno para que éste absorba oxígeno al 85%, que junto a una máscara de CPAP de alto flujo se le coloca al paciente cuando empieza a tener dificultad respiratoria y menos de 90 de saturación de oxígeno.

En una entrevista realizada por el Lis­tín Diario, el especialista, quien maneja una importan­te atención de casos de COVID-19, explicó que se le ocu­rrió tomar el CPAC normal y hacerle una recámara de hiperoxigenación, lo que permite que absorba el oxí­geno a un volumen de 85%, propiciando la recupera­ción de los pacientes sin te­ner que intubarlos, lo que evita el coma y la infección entre otras complicaciones.

También expresó que ese alto flujo de ai­re enriquecido con oxígeno ha dado grandes resulta­dos, con la baja considera­ble del índice de pacientes que entra en ventilación.

El doctor Canela explica que antes, el 40% de los pacientes entraban a ventilación mecánica y ahora sólo el 5%, la mor­talidad ha sido muy baja, porque con ello se evita el colapso alveolar con una terapia agresiva de presión positiva a través de los pul­mones.

“Con una simple máqui­na de CPAC que cuesta en­tre 300 y 400 dólares, noso­tros podemos producir una presión positiva de aire de 12 centímetros que evita el colapso alveolar, porque en esta patología lo que más necesitamos es oxígeno”, señaló el doctor Canela.

En sus declaraciones, el especialista también agregó que las personas no deben esperar presentar el signo de falta de aire o dificultad respira­toria para empezar a buscar atención médica, porque cuando eso ocurre ya hay daño pulmonar.

Explicó que ante los sín­tomas de gripe común más la pérdida de olfato o gus­to son señales más que su­ficientes para acudir de in­mediato al médico.