Categories
Noticias Locales Publicación Destacada Publicaciones Recientes

Amenaza de desalojo podría dejar sin Casa de Cultura a La Romana

Casa de La Cultura

Luego de estar cerrada por más de un año debido a la pandemia del covid-19, la Casa de la Cultura de esta ciudad, lugar que lleva unas cuatro décadas fomentando el arte y la cultura en jóvenes romanenses dentro de sus salones de expresión artística, podría no volver a reabrir nuevamente sus puertas, debido a una orden de desalojo que pesa en contra de este local, ya que sus propietarios lo quieren de vuelta.

La familia Morales ha reclamado este inmueble por varios años, terrenos que desde el 1985 han sido la cuna donde han nacido, crecido y se han formado importantes artistas plásticos de esta ciudad y que, gestores culturales valoraron como un patrimonio importante de la provincia, por lo que se niegan a entregarlo.

Las constantes amenazas de los dueños del espacio, han logrado intranquilizar a aquellos que perciben el arte, como una herramienta para alejar a la juventud de las calles.

Bienvenido Martínez, quien preside la “Fundación Casa de la Cultura” en esta ciudad e importante gestor cultural, dijo que las contantes exigencias de desalojo por parte de la familia en cuestión, en este momento pasó a algo peor, ya que asegura “nos interpusieron una orden de desalojo hace más de veinte días y están esperando que yo les entregue el local”, suscitó.

Sin embargo, el también cantautor romanense, afirma se ha negado a conceder dicha petición, ya que considera el espacio con el pasar de los años se ha convertido en una herencia cultural de La Romana y, por ende, asegura hay que conservarlo.

Además de que reconoce que, es santuario donde los directivos de la entidad pretenden continuar desarrollando un programa cultural a favor de la comunidad.

“Nosotros no tengamos a donde irnos y, por tanto, no le podemos entregar. Pero si ellos quieren que todo el peso de La Romana les caiga encima, que nos tiren todos los cuadros y todas esas obras a la calle”. A Martínez, le resulta absurdo entregar un inmueble a una familia que no valora los importantes aportes que le ha brindado la escuela de arte a esta demarcación.

Constantes Reuniones

El gestor cultural dijo que, en su momento, se habló de forma personal sobre dicho conflicto con el ex mandatario de La República, Leonel Fernández y años después, su homólogo, Danilo Medina Sánchez, recibió comunicaciones al respecto.

En dicha correspondencia solicitó al entonces presidente, Medina Sánchez, extender su mano en favor de la cultura y llegar a un acuerdo con la familia que, según éste, buscaba cerrar las puertas de la Casa de la Cultura.

Dentro de las opciones, el cantautor señalaba declarar utilidad pública el local, una permuta o cualquier otro tipo de negociación que permita se continúe fomentando el arte en La Romana. Sin embargo, los directivos del centro cultural no recibieron ningún tipo de respuestas.

Tras darse el cambio de Gobierno, aseguró que se han acercado a las nuevas autoridades y que todos tienen conocimiento de la situación. “Estamos en contacto con incumbentes de este Gobierno para tratar de dar al traste con una salida beneficiosa para ambas partes y para que nosotros no nos quedemos en la calle, con una mano delante y otra detrás”, precisó.

Martínez se queja de que la provincia esté llena de bancas de apuestas y el pueblo está repleto de centros de diversión donde se auspicia el consumo de bebidas alcohólicas y cuando se trata de salvar la Casa de Cultura, lo que se puede apreciar es que, cada día que pasa las puertas de la misma, inevitablemente se cierran.

Situación Legal

Se recuerda que, en diciembre del 2019, los directivos de la Casa de la Cultura se enfrentaron con una orden de otorgamiento a la fuerza pública para embargo. La misma fue concedida por la procuradora fiscal titular de esta localidad, Reina Yaniris Rodríguez Cedeño, en beneficio de la familia Morales.

El jurista Federico Morales, asistente legal de los gestores culturales Bienvenido Martínez y José Marte, quienes dirigen la referida escuela, ubicada en el viejo casco urbano, indicó que atacó dicho ordenamiento porque no cumplía con lo establecido en la Ley 396-19, misma que regula las disposiciones de fuerza pública.

Sin embargo, con esta nueva orden de desalojo temen que, por falta de apoyo y voluntad política de las autoridades competentes, se cierre dicha escuela y a su vez, se abran las puertas de las cárceles, ya que asegura, la cultura en este país no tiene dolientes.

Afirma que “la cultura es la cenicienta de todos los gobiernos, porque no le asignan suficientes recursos económicos para subsistir”, dice Martínez, quién además fue el primer director provincial de Cultura en La Romana.

Fuente: El Tiempo / Carolyn Melo