Categories
De Consumo Local Historia Mark Rumors Publicación Destacada

Abraxas: La discoteca ochentera por excelencia de La Romana y el Este del país

Abraxas  Discotec

La Romana, R.D.- Para 1980 ya en esta localidad la fiebre por consumir música bailable y hits radiales a nivel nocturno en una discoteca, era la opción número uno de entretenimiento a nivel local, regional y nacional, heredado de una práctica extranjera.

La popularidad de la música Disco que apenas duró en real apogeo un lustro ya que para 1980 su declive era absoluto y entraba la llamada Segunda Invasión Británica del New Wave, que cambiaría la escena musical para siempre.

Imperativo citar que el masivo éxito global del film “Fiebre del Sábado por la Noche” (1976) de John Badham y que catapultó a la fama a John Travolta, motorizó el interés por la implementación de discotecas que emularan literalmente lo vivido en la trama de la película.

En La Romana, por cuestiones de dinamismo económico y ebullición constante de actividades de esa índole, nació la discoteca Abraxas, la cual marcaría una etapa única en aspectos de las también llamadas nightclub, todo debido a que su pista de baile era una cercana réplica a la usada en la película de Travolta: los bordes en el piso estaban iluminados con bombillas de diferentes colores protegidos por una superficie del material resistente cristal plástico que se conoce popularmente como mica.

Pero, antes de brindarles detalles de lo que representó Abraxas, imperativo citar loe orígenes en sí de la discoteca.

Los primeros ejemplos de una discoteca, que por igual se le conoce como nightclub, discothèque, disco club, antro, boliche y boîte, refieren a la ciudad de Nueva York como el principal epicentro y datan del lapso entre 1840-1850.

McGlory’s y Haymarket, son de los primeros nombres asociados a discotecas o “clubes nocturnos de baile”, cuyas reputaciones en EE.UU. debido al vodevill, fue de extrema aceptación gracias a la música en vivo y el baile danza.

Era aceptado el licor sin licencia, el sexo comercial y las cartas de juego, ya que en ese entonces todos los juegos de azar eran ilegales en Nueva York (excepto las pistas de carreras de caballos de lujo), y era necesario pagar pagos regulares a los líderes políticos y policiales. Los precios eran altos y eran patrocinados por una audiencia de alto nivel.

El nombre de Owney Geoghegan, es sinónimo del hombre que dirigió el club nocturno más popular de Nueva York entre 1880 y 1883 y todo por poseer una clientela de bajo nivel y, además del licor, el juego y la prostitución ilegales habituales, presentaba peleas a puñetazos nocturnas y tiroteos, apuñalamientos y redadas policiales ocasionales.

Webster Hall se acredita como el primer club nocturno moderno construido en 1886 y comenzando como un “salón social”, que originalmente funcionaba como un hogar para eventos de baile y activismo político.

Abraxas  Discotec

Abraxas Discotec

Retomando los detalles que caracterizaron a este centro de baile nocturno, aparte del detalle esencial citado más arriba de su (para ese entonces) espectacular pista de baile, el dato esencial a tomar en cuenta era la variedad y calidad del sistema de sonido, su potente área climatizada y la oportunidad de presentaciones en vivo de solistas reconocidos, revistas musicales y exponentes tropicales de renombre.

Propiedad de la dama Rosa Bisonó, Abraxas Discotec brindaba la venta de alcohol de las principales marcas del país, así como bebidas internacionales, vinos, whiskeys y mezclas de tragos diversos. La entrada a menores de edad era totalmente restringida y un común denominador en sus visitantes, era el atuendo que usó el personaje Tony Manero (John Travolta), el cual en ocasiones, hacía pensar que alguna orquesta o revista musical, se presentaría en la popular discoteca debido a la similitud de la vestimenta.

Abraxas fue también el lugar idóneo para muchas parejas de novios encontrar una forma de estar más pegados y refiero el término porque habían cuatro sets musicales que muchas veces eran de igual número de canciones por género (merengue, salsa, pop/rock/música Disco y boleros o música romántica).

En el set de boleros/música romántica, la pista se llenaba de parejas las cuales bailaban apretados los cuatro temas del referido set y allí el amor se acentuaba más. Lo propio pasaba con aquellos que dominaban a la perfección el baile de merengue y salsa más muchos que sencillamente movían sus cuerpos cuando sonaba el llamado set de “música americana”.

Mi experiencia en Abraxas abarcó el lapso 1987-1990 ya que para el apogeo de esta discoteca apenas contaba con ocho años. Un dato inevitable es mencionar los famosos “Miércoles del Can” en donde la diversión cobraba matices inolvidables, a cargo de producciones THR (siglas de las primeras letras de los tres socios que crearon el concepto: Tony Bisonó, Huchi Pimentel y Ramón Ramírez).

Miercoles del can

Por obvias razones tuve que esperar estar cerca de los quince y lograr acceder (alternando con El Piki, de Manuel Guerrero, que además de pizzería, también tenía una pequeña discoteca detrás).

Para 1990, La Romana cedería paso a una serie de nuevas y mejoradas versiones del concepto nightclub, pero que irónicamente, al menos en la calle Duarte, jamás pudieron imitar el nivel de popularidad que generó Abraxas Discotec.

Por Marcos Sánchez
Contacto: [email protected]