Como pasar un fin de semana en La Romana sin ser millonario

Como pasar un fin de semana en La Romana sin ser millonario